Los padres están para ayudar a los hijos, para orientarlos y aconsejarlos de manera que eviten cometer errores. Cuando se acerca la universidad, es normal querer involucrarse y ayudarle a planear su futuro, ¿qué padre no desea el éxito de su hijo?

Sin embargo, hay momentos en que se debe dar un espacio y permitir a los hijos indagar y ser responsables de las decisiones que toma. Por eso, te compartimos cinco maneras en que puedes ayudarlo respetando su autonomía:

  • No lo presiones

Los jóvenes, aunque nos cueste creer, son presionados de diversas maneras. Sienten que deben cumplir las expectativas de los demás o, en su defecto, seguir ciertos patrones de comportamiento para poder ser aceptados.

Es aquí cuando los padres deben ser compresivos y brindarles el espacio que requieren para tomar sus decisiones, respetar lo que son y darles la confianza de expresarse. Nadie mejor que él sabe qué es lo mejor para su vida y los tiempos adecuados para tomar decisiones. A veces buscamos respuestas inmediatas o que ellos definan el rumbo de su vida, como quien elige productos en el supermercado.

Todos llevamos un proceso diferente, así que entiende el de tu hijo y apóyalo.

  • No deposites en él tus frustraciones

Como padres no se puede caer en el error de esperar que los hijos hagan lo que nosotros no pudimos. A veces creemos saber qué es lo mejor para ellos, el camino que deben seguir, lo que deben estudiar, los ingresos que deben tener, el trabajo que deben soñar, entre otras cosas.

Sin embargo, estas son frustraciones que no debemos depositar en ellos. Los hijos son personas independientes y autónomas, capaces de tomar decisiones y reconocer lo mejor para ellos, así se equivoquen. Como padres debemos contribuir a su felicidad y apoyar sus decisiones, así no sea lo que esperamos.

  • Ayúdele a identificar sus fortalezas

Nuestros hijos pueden presentar dificultades para reconocerse a sí mismos y saber qué es lo que quieren, debido a que muchas veces pasan por alto sus habilidades o no confían lo suficiente en sí mismo. Es aquí cuando debemos hablar con ellos, expresar de manera sincera las fortalezas que notamos en ellos, las virtudes que posee y le diferencian de los demás.

Esto ayudará a nuestros hijos a confiar más en sí mismos y en nosotros. Sin darnos cuenta, ellos nos tendrán en cuenta en el proceso y valorarán nuestra opinión.

  • Llévalo a eventos y ferias estudiantiles

Una buena manera de ayudar a los hijos es llevarlos a eventos donde puedan interactuar con universidades y conocer un poco más la profesión. Sino puede acompañarlo, hágale sugerencias sobre estos.

También, puede sentarse con él y analizar los programas académicos, precios, planes de estudios, las instituciones, las prácticas, entre otros elementos. Así usted puede ayudarle a pensar en puntos favorables y desfavorables, además de crear un espacio para que ambos expresen su opinión.

  • Déjelo cometer sus propios errores

Es normal querer proteger a los hijos de cualquier daño, evitarles ciertos dolores y frustraciones, pero es necesario que ellos vivan sus etapas y se hagan responsables de sus decisiones actuales y del futuro. Déjelos escoger la carrera que ellos deseen sin intervenir, sin ser más allá de un guía, tomar decisiones por ellos no es beneficioso.

 Infórmense juntos, pero déjelos equivocarse… o acertar.

POR EXPLORAR: