La inteligencia se define como la capacidad de solucionar problemas o elaborar bienes valiosos, aunque esta definición es acertada, Howard Gardner, psicólogo, investigador y profesor de la Universidad de Harvard, propuso que la vida humana requiere del desarrollo de varias inteligencias.

Gardner, junto a sus colegas docentes de la prestigiosa universidad, advirtieron que la inteligencia académica (la obtención de titulaciones y méritos educativos; el expediente académico) no es un factor decisivo para conocer la inteligencia de una persona. Por ello, iniciaron una investigación con la cual lograron identificar y definir las inteligencias propuestas en la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner.

De acuerdo a la inteligencia que se posee las personas desarrollan habilidades y realizan actividades con mayor facilidad, características que les permiten desenvolverse en ciertas áreas o ejercer ciertas profesiones con destreza. A continuación, indagaremos sobre cada una de ellas:

  • Inteligencia matemática y lógica

Este tipo de inteligencia se relaciona con una habilidad para trabajar los números y hacer un buen ejercicio de lógica. Las personas que la poseen suelen identificar patrones, resolver y plantear problemas con facilidad, realizar esquemas y relaciones lógicas, afirmaciones, proposiciones, funciones y otras abstracciones relacionadas.

Las actividades más usuales entre individuos con este tipo de inteligencia son la solución de enigmas, cuestionarse una y otra vez cualquier información que obtengan, preguntándose el cómo y por qué de los hechos; y, si fuera posible, comprobar estos por sí mismos.

Profesiones: ingeniería, ciertos tipos de ciencia o matemática pura, administración de empresas, contabilidad, economistas, auditores.

  • Inteligencia lingüística

Las personas con esta inteligencia tienen un don para las palabras. Son lectores asiduos, escriben con facilidad, comprenden textos y poseen una habilidad para aprender idiomas.  Este tipo de inteligencia representa la habilidad para el empleo de las palabras de manera eficaz, bien sea de manera oral o escrita. Las personas que han desarrollado la inteligencia verbal-lingüística tienden a comprender mejor su entorno a través de debates, escuchando, leyendo y escribiendo. Son capaces de describir situaciones, imágenes y adquieren un mejor léxico.

Profesiones: periodismo, literatura y ciertas ciencias sociales, oradores, escritores, locutores, correctores de estilo, lingüistas, bilingües, docentes, lideres.

  • Inteligencia musical

Esta es la habilidad de apreciar la música, descifrarla e incluso crearla. La inteligencia musical puede definirse de una manera sencilla como la capacidad que permite la expresión a través de elementos o formas musicales. Se manifiesta como una sensibilidad y facilidad para aprender melodías rápidamente, recordarlas, interpretarlas, modificarlas manteniendo un excelente sentido del ritmo.

Las personas con este tipo de inteligencia se sienten atraídas por los sonidos de la naturaleza y diversos tipos de melodías, suelen seguir ritmos con sus pies o algún objeto y se expresa mediante esas formas musicales.

Profesiones: Compositores, ingenieros de sonido, cantantes, dj, creador de instrumentos musicales, músicos, directores de orquesta.

  • Inteligencia existencial

Es la sensibilidad y la capacidad para hacer frente a profundas interrogantes de la existencia humana, como el sentido de la vida, por qué morimos, y cómo hemos llegado hasta aquí. Comprende una habilidad para ubicarse y reconocerse en el universo repleto de otros seres, y a través de diferentes experiencias como el amor, reflexionar acerca del sentido de la vida y el final de la misma desde el punto de vista físico como del psicológico.

La inteligencia existencial es la que permite afrontar y resolver problemas de significados y valores, ver nuestra vida en un contexto más significativo y al mismo tiempo determinar qué acción o camino es más valioso para nuestra vida

Profesión: Teólogos, filósofos.

  • Inteligencia visual y espacial

Este tipo de inteligencia se da en personas que dibujan con facilidad, son buenas con las manualidades y tienen un sentido desarrollado de la ubicación. La inteligencia visual-espacial es aquella que permite al individuo crear sus propias imágenes mentales, y representarlas en dos o tres dimensiones.

Esta inteligencia permite entonces crear u obtener, a partir de elementos externos, imágenes que pueden ser codificadas para su transformación en información gráfica (mapas, esquemas, gráficos de diferente tipo, diagramas, planos, cuadros, entre otros). Para su aprendizaje suelen emplear colores, formas y diferentes imágenes que visualizan e interpretan en su mente.

Profesión: marinos, pilotos de avión, arquitectos, ingenieros civiles, ingenieros industriales, pintores, arquitectos, publicistas, diseñadores gráficos, topógrafos, creadores de videojuegos, artistas plásticos.

  • Inteligencia kinestésica o física

Esta inteligencia está vinculada a la capacidad para controlar nuestro cuerpo en actividades físicas coordinadas y hay dos tipos. Por un lado, están aquellos que usan todo su cuerpo para expresarse o resolver problemas, y los que utilizan una sola parte de su cuerpo para la creación.

También es conocida como inteligencia física o cinestética, y como su nombre lo indica, se trata de aquella que favorece el desarrollo de cualquier habilidad relacionada con el cuerpo y las manos. Quienes la poseen, suelen exhibir rasgos y comportamientos característicos de armonía entre la mente y el cuerpo.

Profesión: artesanos, bailarines, deportistas, joyeros, artesanos, mecánicos, actores, cirujanos, escultores,

  • Inteligencia interpersonal

Esta es la que a veces se califica como inteligencia emocional. Tienen una gran habilidad interpersonal aquellos que empatizan naturalmente con los demás, saben motivarlos, liderarlos, les es fácil trabajar en grupo y colaborar. Un vendedor con una gran inteligencia interpersonal puede estafarte con facilidad.

La principal característica de las personas con este tipo de inteligencia es la empatía, que es la capacidad de ponerse en el lugar del otro y entender su forma de pensar o actuar, aun cuando no se esté de acuerdo con ella. Es así como estos individuos pueden observar determinados elementos en los demás, como el tono de voz, la postura y la gesticulación, e interpretarlos de manera acertada. Y no solo esto, sino que, a partir de ello, tienen la capacidad de responder a ellos en forma eficiente.

Profesiones: políticos, vendedor, conferencista o motivador, líderes, trabajadores sociales, asesores de call center. Profesiones relacionadas con trato hacia el cliente. Profesores, abogados, médicos, empresarios, administradores, antropólogos, terapeutas.

  • Inteligencia intrapersonal

Esta habilidad se define como la capacidad de conocernos a nosotros mismos mediante la reflexión y el autoanálisis. La inteligencia intrapersonal, como su nombre lo indica, está relacionada con la percepción y visión de sí mismo, de cada individuo, lo cual también influirá en el desarrollo de las capacidades para dar rumbo y sentido a la vida propia.

Esta favorece la reflexión sobre la identidad del ser propio, sobre los objetivos de la vida y el sentido de la existencia misma. Los individuos con inteligencia intrapersonal pueden y prefieren trabajar solos, llevando a cabo las diferentes actividades en las que se embarcan a su propio ritmo. Disfrutan de la reflexión y de la posesión de un espacio íntimo para la misma.

Profesiones: filósofos, pensadores, teólogos e incluso especialistas en algunas ciencias, terapeutas, emprendedores, consejeros, psicólogos.

  • Inteligencia naturalista

Es también conocida como inteligencia ambiental, y es aquella que permite relacionarse y desarrollar sensibilidad hacia la naturaleza y todos sus componentes. Esto trasciende el hecho de sentir aprecio por los animales o las plantas, y comprende también la capacidad de percibir y entender las relaciones entre ellos con su entorno, pudiendo a su vez identificar semejanzas y diferencias.

Profesiones: veterinaria, médicos, biología, guardabosques, agricultores, conservación, botánica o labores vinculadas a la agricultura. Jardineros, ecologistas, apicultores, meteorólogos.